Home / Artículos De Coaching / ¿Qué tan dispuesto estás a dar?

¿Qué tan dispuesto estás a dar?

Te voy a regalar en este artículo un susurro para tu felicidad. Dar es un gran secreto para ser feliz.
¿Qué tan dispuesto estás a dar? Un ser dador es la posibilidad de ser aporte y contribución para el mundo.

Dar es traspasar, donar, entregar, otorgar, conceder. Eres un ser dado, cuando no estás en el juicio constante, en el control permanente, cuando permites dejar vivir, cuando te paras en un yo valgo, en un yo me lo merezco, cuando dejas de quedar bien con los demás, cuando te lanzas y olvidas el miedo al fracaso o al rechazo.

giving

Cuando te paras por ti, por tu valor y entregas al mundo ese regalo que eres siendo totalmente auténtico, cuando en tu corazón habita el perdón. Es decir, cuando sacas tu pasado del futuro y te permites soltar tu verdad de lo que pasó...
Tú recoges de lo que has sembrado. Si en tu corazón alojas rencor, amargura y resentimiento... lo único que puedes recibir es rencor, amargura, resentimiento.

Cuando das, el universo te devuelve todo multiplicado al mil, dado tu amor, tu entrega, tu dedicación.

Das a manos llenas, cuando regalas tu amor sin límites, cuando expresas tus sentimientos, cuando de tus labios sale un te amo.

Te das a ti mismo, cuando te amas, cuando te cuidas, cuando cuidas tu bienestar, tu alimentación, tu vida.

¡Dar es una manera de ser!

Tú das de lo que tienes...
Y la pregunta es. ¿Cuánto das en tu vida? ¿Qué tan dispuesto estás a dar?

Cuando tú das, Dios te devuelve multiplicado al mil por uno tu amor, tu entrega, tu dedicación. Cuando tú das, te das a ti mismo y este es el más grande tesoro que puedes construir porque eso hace la vida. Para que en la vida haya un equilibrio perfecto, también debes estar dispuesta a recibir. Da, pero también recibe. Así como das, la vida también te entrega de todo lo que has dado. También mereces recibir de lo que has dado. Este es un requisito indispensable para llenar tu vida de felicidad.

Cuando hay un equilibrio entre dar y recibir, cuando buscas oportunidades para recibir y dar en igual medida, obtienes una reciprocidad plena que se traduce en bondad, favores, apoyo y alegría constante.

La fórmula es: Dar + Recibir = Equilibrio Perfecto = Felicidad Plena

Ana Victoria Ordoñez

 
 
Por Toya, Coach
Coach Empresarial y de Vida
http://www.idelco.org/

Escribe Un Comentario

Top