Home / Artículos De Coaching / Evita el Síndrome del Perfeccionista

Evita el Síndrome del Perfeccionista

Frecuentemente converso con empresarios paralizados por su obsesión con la perfección. Ellos parecen tener la habilidad para encontrar siempre razones poderosas para posponer actividades para promover su negocio. Evitan la asistencia a reuniones de networking porque consideran que su website no está perfecto, o la organización de un taller de superación porque no están seguros si han escogido el nicho correcto. Así continúan, excusa tras excusa, concentrando sus esfuerzos en entrenamientos, investigaciones, asistiendo a teleconferencias, comprando diferentes programas porque dudan de sus dones y habilidades.

Y sí, tal vez puede suceder que te arriesgues a lanzar tu programa y encuentres alguien quien solo critique tu enfoque, o que solo dos o tres personas asistan a tu clase o evento que has preparado con tanto esmero; o que alguno de tus clientes decida cancelar su contrato a último minuto, e inclusive que mas adelante decidas que ciertamente es necesario un cambio en tu website, actualizar tu nicho o tu contenido.

Esto es algo que muchos empresarios hemos vivido y quizás nunca estaremos exentos de experimentar. Yo también he estado ahí. He invertido miles de dólares en programas y servicios que no eran los más apropiados para mi negocio.

Y créeme, al hacerlo, mi única intención era tomar la mejor decisión tanto como para mi como para mis clientes.

Pero hay una lección invaluable que he aprendido en este proceso.
Muchas veces la mejor manera de aprender es cometiendo errores, no evitando tomar una acción para evitar la posibilidad de fallar. Una alternativa a considerar es el estar abiertos a la lección que cada experiencia y decisión que tomamos trae consigo, y la cual es parte del proceso de enriquecimiento personal y profesional.

Se dice que Thomas A. Edison tuvo mil intentos fallidos antes de crear la bombilla eléctrica y que como respuesta a una crítica de un reportero Edison dijo, "No fallé mil veces. La bombilla es un invento precedido por mil pasos."

Pero, ¿qué puede hacer el empresario de hoy para mantener la cordura mientras llega a su meta?

  1. Ten presente que el crecimiento ocurre a partir de acciones imperfectas: A veces es necesario caer para fortalecernos al levantarnos, aunque ésto no sea siempre fácil ni mucho menos divertido. Así que no importa lo que suceda, atrévete a seguir tomando acción para alcanzar tu sueño. Tarde o temprano descubrirás que caer no duele tanto, pero tener el coraje para seguir adelante te llenará de orgullo y satisfacción.
  2. Los mejores resultados se obtienen cuando damos nuestro 100%: Y aunque no haya garantía, al menos no tendrás de qué lamentarte si has dado todo de ti. Pero tú, y solo tu, podrás juzgar que ésto sea cierto.
  3. Aunque tratemos, es imposible controlarlo todo: Aunque te esfuerces en ofrecer el contenido de más alta calidad, de cumplir con tus compromisos con integridad, tal vez haya un miembro de tu equipo que no haga su trabajo a cabalidad y cause un retraso, por ejemplo. En el mundo de los negocios siempre surgen desafíos inesperados que debemos aprender a solucionar hábilmente.

Recuerda, el perfeccionismo y el miedo al fracaso pueden convertirse en los mayores obstáculos en nuestra jornada hacia el éxito.

Bien lo dijo Henry Ford,

"El fracaso es simplemente la oportunidad para comenzar de nuevo, en esta ocasión con más inteligencia".

"El único error real es aquel del que no aprendemos nada".

Coach Lilian Llanos

Lilian Llanos
Miembro Comité Ejecutivo AIDCP
Transformational Coach
Autora de "Me, Myself, and My Guru: Messages From My Soul To Your Soul"
http://www.lilianllanos.com/

Comparte Un Comentario!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Top